Terapia Floral

¿Qué es la Terapia Floral?

 

Sistema floral creado hace más de 70 años en Inglaterra por Edward Bach, quien fuera médico, patólogo, homeópata y bacteriólogo. Convencido que en la naturaleza se ocultaba un nuevo sistema de curación capaz de conseguir el equilibrio natural y de curar conflictos entre cuerpo, mente y espíritu, Bach creó este sistema basándose en que la personalidad del individuo es más importante que el cuerpo en el tratamiento de la enfermedad y que la enfermedad es el resultado de un conflicto entre alma y personalidad.

 

“Por lo tanto, hay que tratar al consultante y no a la enfermedad y a la causa antes que al efecto.”

 

Con estos principios básicos creó este sistema donde existen 38 remedios florales, preparados cada uno a partir de una planta diferente excepto uno que se prepara con agua de manantial curativo natural.  
 

Cada remedio floral es para una emoción, estado de ánimo o personalidad diferente y dado que cubren todos los estados de la mente, sea individualmente o en combinación, los remedios componen un sistema atemporal capaz de ayudar a todo el mundo, cualquiera sea el lugar donde viva o en la era en la que haya nacido, trabajando con suavidad para restaurar la armonía y el bienestar emocional.

¿Cuáles son los Beneficios de esta Terapia?

Los remedios ofrecen un medio delicado de aliviar actitudes negativas, trastornos emocionales y trastornos de la personalidad tales como impaciencia, temor, tristeza, ansiedad, falta de concentración, rabia, celos, angustia, stress laboral o escolar, déficit atencional, etc., aportando esperanza a la desolación, fortaleza al rendido, apego a la vida y mayor comprensión.

Las esencias florales desarrollan en nosotros el estado positivo y sus patrones de energía nos ayudan a entender las causas de nuestros sufrimientos y nos retorna a nuestro equilibrio perdido. Dada su acción física y no química resulta una excelente medicina complementaria para asociar tanto a la alopatía como a otras medicinas a las que no sustituye.