Buscar

La Confianza y de la Desconfianza ¿un juicio fundado?



Cuando hablamos de la Confianza o la ausencia de ella, en términos de juicio, necesariamente tendremos que preguntarnos desde dónde lo estoy haciendo? Cuánto puede estar hablando de mi misma(o), de mi observador, de mi experiencia vivida, de lo aprendido, de mi entorno cultural, educacional?


Si soy capaz de fundar ese juicio, si puedo justificar mi desconfianza hacia alguien tendré que especificar en qué área se basa mi juicio. Para ello tendré que observar sobre qué pilares se sostiene la confianza. Uno de ellos es la sinceridad, si no soy veraz dañaré la confianza depositada en mí. Si no muestro competencia en alguna área tampoco seré merecedora de confianza. Otro pilar es la credibilidad, si tengo un historial de cumplimientos que me avalen seré merecedora de confianza. Y finalmente el involucramiento, lo comprometida o involucrada que puedo estar frente a lo que se me encomienda, puede determinar el grado de confianza que me será brindado.


Cada vez que emitimos un juicio de confianza o desconfianza nos veremos en la obligación de fundarlo, y especificar las áreas a las que dirigimos nuestro juicio. Así cuando decimos que desconfiamos de alguien, podremos acotar el área sin dañar su imagen completa.





12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo